PRAXIS Y LENGUAJE
PRAXIS Y LENGUAJE

 

TESIS SOBRE LA PRAXIS Y EL LENGUAJE

 

 

Las siguientes tesis, siempre provisionales y en marcha, son una propuesta para la investigación y la discusión a la que todos los interesados están invitados.

 

I.   El problema del lenguaje sólo puede plantearse en el marco general de la  totalidad dinámica y progresiva del obrar humano.

II.  La totalidad del obrar humano es la «praxis». La praxis, que es la categoría fundamental del marxismo, constituye el punto de partida de la esencia humana histórica, único punto de vista desde el cual se puede hablar de la esencia del hombre, de la naturaleza humana.

III.  Praxis es el hecho de la autoproducción dialéctica del hombre en la historia.

IV.  En la transformación de la naturaleza el hombre realiza un producto y el conjunto articulado de los productos es el mundo humano constantemente producido y reproducido por el hombre.

V.  Con la praxis comienza una nueva forma de causalidad, la causalidad dialéctica que, frente al confrontamiento simple del en-sí con el en-sí, confronta en-sí con para-sí, para-sí con para-sí. No hay por tanto dialéctica de la naturaleza.

VI.  En la praxis se distinguen dos planos interdeterminados: En cuanto la praxis es confrontación de para-sí con en-sí, del sujeto con el objeto, se trata del plano objetivo. En cuanto se confrontan para-sí con para-sí  se trata del plano intersubjetivo, social. En la praxis económica se corresponden respectivamente con las fuerzas productivas y las relaciones de producción.

VII. La dialéctica es la forma general de la praxis a la vez como forma general del movimiento de la realidad humana y como forma general de su expresión en la conciencia, así como su método de conocimiento.

VIII. En el producto de la praxis se encuentra la superación de la contradicción del en-sí y el para-sí: el producto contiene a la vez a la naturaleza superada y al sujeto objetivado.

IX. En la confrontación del en-sí y el para-sí está el origen de la conciencia y del lenguaje. Su superación implica la conciencia auténtica: verdad es la conciencia superadora de la contradicción. El estancamiento de la contradicción supone la aparición de la conciencia falsa, de la ideología (magia, etc.).

X. El lenguaje es la determinación primera de pensamiento (Hegel) tanto para el conocimiento como para la ideología: la constitución básica y primera del lenguaje es pues  pre-ideológica, pero constituye la premisa  de lo ideológico.

XI. El lenguaje mismo en su carácter predicativo plantea ya la cuestión clave de la verdad, pero sólo como pura inmanancia expresiva (como cualquier expresión arística). Sin embargo este carácter abre  el camino y brinda los instrumentos  que  trascienden dicha inmanencia.